Cada vez con más frecuencia, nos encontramos en la tesitura de tener que elegir si un juego lo queremos en formato físico o en formato digital. Ante esta problemática, las posturas están muy encontradas y enconadas. Desde los férreos defensores del tradicional juego físico, hasta los más fans del juego digital. Al final, en cierto modo, el debate que nos sirven es también un debate extrapolable al mundo de los videojuegos y de la tecnología en general, donde los sistemas en la nube van ganando muchísimo peso en relación a los tradicionales.

Sin embargo, no todo el mundo lo ve así. Ya sea por afán de coleccionismo o por un pensamiento más tradicional, hay gente que se resiste a dar el cambio a digital, y sus razones son tan poderosas como las contrarias. De esta manera, hemos puesto al equipo habitual de Arctic Games a debatir sobre el asunto. Tras horas de discusión, cada uno ha aportado sus opiniones; de todas nos quedamos con que no hay ni uno de los habitantes del búnker que no le guste jugar, ya sea en formato físico o en formato digital.

El formato de los juegos, a debate

Nareox

De siempre, mejor en físico que en digital y en videojuegos… pues también. Sí, es puro romanticismo, ñoñería, nostalgia o como queráis llamarlo. Entiendo perfectamente que, actualmente, los jugadores de videojuegos les de exactamente igual o no se preocupen lo más mínimo por ello, simplemente disfruten del juego (que por otra parte es de lo que se trata) y ya.

Pero hubo un tiempo, en el que las cajitas que contenían los juegos eran mucho más que un simple contenedor. Las cajas te mostraban el juego en un par de pantallas, no eran imágenes de mucha calidad (algunas tomadas con cámara directamente de la tele) pero en aquella época era lo que había. El arte de la caja y las cuatro frases épicas que las acompañaban eran el 50% o quizás más, de la venta del juego. En casa, mi hermano y yo teníamos la teoría de cuanto más molona era la carátula del juego, peor era el juego, una teoría estúpida, pero era nuestra teoría.

La verdad es que no siempre se cumplía, pero dada la calidad gráfica de los juegos de aquella época, su parte jugable era la más importante y en los inicios de todo este mundillo había mucha, mucha “morralla”, copia barata, e imitaciones sin alma alguna que ríete tú de las actuales falsificaciones que vienen de oriente.

La caja además contenía un manual, que era como la historia del juego, pero fuera del juego. Una vez el juego arrancado el juego se iba a jugar y nada más. Entre el texto del manual y la imaginación que uno le pusiera, ya te montabas la historia mientras te perdías al mirar el arte de la caja del juego. Algunas eran auténticas viñetas de comics que decían más (y mejor) que cualquier analisis de una revista.

Entiendo a quienes prefieren lo digital a lo físico y más aún cuando no han conocido las épocas en que sólo existía lo físico, ya que aquello formaba gran parte de cuando te ibas a comprar uno nuevo. Hoy por hoy sigo comprando en físico, quizás porque aún sigue en mi el ritual de ir a la tienda a buscar mis juegos, pero siendo realistas poco queda, o más bien nada, de aquello que un día era lo que te hacía decidir por uno u otro juego.

Juegos - Playstation

Andriy182

Lo confieso, me cuesta muchísimo comprar en digital. Si un juego me interesa mucho, no tengo problema alguno en pagar los 30-40 euros en los que se suele quedar en físico tras una primera rebaja (intento no comprar de salida en lo posible títulos de más de 50 euros, exceptuando los de Nintendo, que tampoco suelen costar mucho más…) pero, sin embargo, gastar más de 20 en digital se me hace muy cuesta arriba, es como si estuviera gastando el dinero en algo casi intangible, de lo que sólo podré disfrutar mientras las compañías tengan a bien mantener sus servicios online en el tiempo, más allá de que la coyuntura de la industria vaya cambiando.

Hay algo casi mágico para mí en el ritual tan simple y manido como desprecintar tu juego recién adquirido e introducirlo en la consola por primera vez o incluso en guardarlos en la estantería como recuerdo de las experiencias ya vividas con él. Y esa es una sensación que no tengo ni por asomo con los juegos que he comprado en formato digital.

No soy ingenuo, sé que el devenir para los que amamos el mundillo pasa por lo digital. Más si propuestas como la de Xbox con su Game Pass, el acceso directo a una amplia colección de títulos, incluyendo todos sus exclusivos, por una cuota razonable al mes, terminan triunfando como es muy posible que hagan. E incluso en esta época ya se ha acabado eso de no necesitar más que la consola y un Blu-ray de un juego para poder disfrutarlos de manera directa.

Vivimos en un momento de parches y actualizaciones continuas online, corrigiendo errores desde el primer día, y eso no es malo, más allá de que pueda ocasionar que los estudios apuren al límite sus desarrollos. Pero ocasiona que para disfrutar de un juego en su máximo esplendor dependamos de internet y, también aquí, de la sostenibilidad en el tiempo de los servers de la empresa. Los paupérrimos discos duros de nuestras consolas hace tiempo que se han visto sobrepasados si tenemos más de diez juegos y para tener todos instalados y actualizados, listos para su uso, dependemos de unidades externas donde almacenar la inmensidad de datos de las propuestas actuales. El futuro puede que esté en considerar los juegos como un servicio, no como una posesión, y, por ello, con una caducidad más o menos delimitada. Pero me es tan difícil de asumir…

Acejosele

Sé cual es la sensación de ver ver las cajas de mi colección de videojuegos. Realmente hay algo único, así que entiendo el apego hacía lo físico. Las cajas, los discos, el ordenarlo…

Desde hace tiempo decidí volcarme en lo digital. Lo hice por accesibilidad, por comodidad, y por ahorrarme espacio, entre otras cosas. Las ofertas puntuales ayudan también, Sony y Microsoft suelen hacer ofertas realmente buenas. Luego está el tema de compartir cuenta, lo recomiendo, por economía y por que se puede, no es ilegal. De hecho las compañías lo saben. Si en la pasada generación, Sony permitía hasta 5 usuarios en un misma cuenta, en esta solo pueden 2. Bien 2, esto reduce un juego a la mitad de su precio. Merece la pena.

No se si el futuro cerrará la puerta al formato digital. Se lleva hablando de esto hace mucho tiempo y de momento tanto físico como digital viven en perfecta armonía. Si es cierto que la tendencia hacia lo digital aumenta cada vez más, pero el formato físico sigue siendo accesible como desde el primer día.

Quizá el futuro depare consolas que solo acepten el formato digital, créanme yo fui de los que no veían eso del online permanente en videojuegos y hoy en día a nadie sorprende que salgan jugos tipo Destiny. No me gusta que tengamos que elegir, puesto a hacerlo prefiero tener ambos formatos. Pero si me tengo que quedar con uno, lo hago con el digital. Allá donde vaya que me acompañe mi biblioteca.

Juegos - Xbox

Donna

Para muchos es un gran dilema, pero yo siempre estaré a favor de los juegos en físico. Primero por el tema de los precios, creo que aún no está “regulado” ese tema y muchos juegos tienen muy poca diferencia entre físico o digital y llamadme rara pero si la diferencia es de 5 euros (por poner un ejemplo) prefiero en fisico porque la diferencia entre digital y tenerlo en mi mano, con caja, disco, olor. (Ahora si pueden llamarme rara, jajajaja)

Y otra de las razones es que lo que muchos odian, el tema espacio, la casa llena de cajas de ediciones especiales, o estanterías ocupando todas las paredes para poner los juegos, a mi me encanta. Me gusta pasar la vista y recordar el juego, lo vivido, lo odiado, lo que sea. (Quizás esto me viene porque con los libros soy igual, no sé la razón, pero me encanta) y soy una persona enormemente vaga y levantarme a cambiar de juego da mucha pereza, pero aún así sigo prefiriendo hacerlo que tenerlos en la nube.

Así que en definitiva, prefiero siempre en físico, otra cosa son los DLC que no entiendo muy bien para que sacan en físico eso y luego, muchas veces, a precios desorbitados. Estos si los prefiero en digital, porque total, no es el juego en si y tampoco voy a tener cincuenta veces el mismo juego en físico por unos DLCs.

Y los prefiero en físico en todas las plataformas, pero es cierto que por suerte en algunos hay que comprarlos si o si en digital porque no hay en edición palpable (por ejemplo mi adorado Stardew Valley en la versión de PC que es donde me gusta jugar a este tipo de videojuegos)

Por mi, aunque bajen los precios y sean más “ajustados” a que en digital no se invierte tanto como en fisico seguiría prefiriendo tener el juego en mis manos, tocarlo, verlo y olerlo, así de raruna soy. Y muchas veces parezco una niña mirando si una caja trae poster (que sosos son ya que ni un poster de 4x4cm) pegatina o cualquier detalle tonto.

MiguelGinoriz

Aquí uno más de los irreductibles miembros de la aldea gala… de lo físico. Hasta el momento de escribir esta opinión, no veo razón demasiado diferencial para volcarme, definitivamente, hacia lo digital; la diferencia de precios entre ambos formatos es nimia como para plantearme el hecho de dejar de ejecutar mi ritual de elegir juego, ir a la tienda y el cosquilleo en el estómago cuando, durante todo un día, no puedes ir a jugar por otras obligaciones.

Dicho esto, el formato digital tiene unas ventajas impensables hace unos años. Todos, al pensar en esta dualidad de formatos, siempre se nos va la cabeza a los AAA, a los grandes estudios, a las grandes campañas de marketing… sin embargo, para las pequeñas startups, para los pequeños desarrolladores que, con tiempo, esfuerzo, tesón y ganas sacan sus juegos, gracias a la proliferación del formato digital y las diferentes stores pueden ver su juego realizado y lanzado al mercado y, así, de esa forma, poder tener un hueco en este mundillo con tanto relumbrón. Quizás sea pecar de romántico, pero quiero creer que, para desgracia nuestra, muchos grandes desarrolladores se han quedado por el camino por no tener una vía efectiva donde publicar sus juegos.

Con esto quiero decir que siempre he preferido y preferiré el formato físico; mi afán coleccionista me puede. Sin embargo, entiendo perfectamente la convivencia entre ambos formatos. Mientras más opciones haya para todos, más posibilidades habrá de llegar a más gente. Pero a mi, por favor, los juegos, ¡en su cajita!

Juegos - Super Mario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies