Argumentalmente, quizás, estamos ante la entrega menos potente de la saga God of War. Como ya habíamos visto en los artículos sobre God of War, God of War II o God of War III; son juegos argumentalmente potentes, cerrados y con mucha, muchísima, chicha. Puede que God of War Ascension flojee en este aspecto pero, lo que no cabe duda es que es lo que se espera de él. Un juego brutal, con una ambientación espectacular y Kratos. Mucho Kratos.

Incluso hoy, God of War Ascension sigue siendo bastante impresionante. Pensé que las mecánicas, su aspecto, los movimientos, estarían a años luz de lo que se está viendo últimamente. Que equivocado estaba.

God of War Ascension, el cierre de una época

Quizá God of War Ascension llegó en una mala época. Apareció en el año de estreno de PlayStation 4. Eso es matar un juego, incluso a uno de Kratos. O puede que su mayor problema fuese que Santa Monica Studios estirasen tanto la saga que ya no tuviesen nada que contar. Personalmente creo que fue la suma de estos dos factores fueron los que hicieron que God of War Ascension pasase desapercibido. Y bueno, hoy sigo pensando que no se fue del todo justo con el juego.

God of War Ascension - I

Apartemos un momento su apartado visual, que ya digo que hoy sigue siendo una maravilla. Y apartemos también su increíble diseño artístico marca de la casa. Centrémonos en la chicha, en lo jugable: God of War Ascension es, de largo, el más depurado y dinámico de la saga. La acción, los enemigos, los escenarios, el ritmo, nada tiene un pero, todo fluye a la perfección. Realmente no lo recordaba tan bueno, pero es que volver a jugarlo me ha parecido sencillamente divertido.

Golpear, golpear, enlazar un combo con otro, y volver a golpear sigue funcionando. Hoy estamos acostumbrados a apretar un botón con cierto sentido, el golpear por un motivo. Juegos como Dark Souls han creado una escuela a la que es fácil unirse, como parece que lo ha hecho el nuevo God of War. Y no seré yo el que se queje, me encanta esa fórmula. Pero volver al exceso, al golpe por que si, a las hostias sin sentido y en abundancia es extremadamente satisfactorio. Y ahí este God of War Ascension se recrea, pero bien además…

Kratos, un icono atemporal

Lastima que este juego de la saga del dios Kratos no cuente mucho. Si bien es el que tiene la acción más cuidada, no es precisamente el que cuente una buena historia. A esas alturas (2013) Kratos prácticamente tenía todo contado, y la valentía que han demostrado con el nuevo God of War al cambiarlo de mitología es quizá lo que le faltó a God of War Ascension. Aún así es un juego más que recomendable, es una maravilla atemporal, de eso me he dado cuenta esta última semana.

God of War Ascension - III

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies