Sin abrir ninguna capa, Bridge Constructor: Portal, es un juego de hacer puentes. En serio, no existe nada que, a priori, pueda atraer menos; un juego de ir haciendo puentes ¿coño, donde está la gracia? Quiero decir,  siempre he pensado que para cada roto, ha de existir un descosido, pero en serio, un juego de hacer puentes….

Ahora bien, cojan ese juego de hacer puentes y lo colocan en el universo Portal. Con GLaDOS, con el humor ácido de la saga de Valve y, sobre todo, con su genial diseño de niveles. Podríamos decir que con todos estos ingredientes en la coctelera, la cosa ha cambiado bastante, ¿no es así?

Es oír la voz, solo oírla, y mi predisposición es total. Hablo de, efectivamente, GLaDOS, de quién si no. Se que lo que viene va a ser especial, así que voy a dejarme de rodeos y me voy a tirar a la piscina de cabeza, que siendo lo que es, estoy seguro de que hay agua.

Primero que nada voy a tratar de explicar de lo que va Bridge Constructor: Portal, como ya tratase de hacer hace unos días en nuestro instagram dando mis primeras impresiones del juego. Y lo quiero hacer minimizando todo, no quiero liarme ni, por supuesto, liar a quien esté leyendo esto. Y quiero dejar claro que es un juego de crear construcciones (puentes, concretamente) que resistan la física, el peso, y la propia gravedad. De verdad, tiene bastante más miga de lo que parece.

En un principio contamos con unas barras o “palos” metálicos (Yo decidí llamarlos palos, pero tienen un nombre). De esta manera, debemos ir uniéndolos hasta formar un puente. Una vez hecho esto, deberemos darle consistencia a nuestra creación. Cogeremos esos “palos” y los transformaremos en metal. No todos, solo la base que nos servirá para que un toro de obra (de esos mecánicos) pase del punto “A” al punto “B”. Esta premisa, que puede parecer facil y simple es, en el fondo, bastante compleja, sobre todo si tenemos en cuenta que entra a formar parte del universo de Portal donde nada, pero absolutamente nada, es sencillo.

Por el camino tendremos escenarios cada vez más complicados, y el factor ensayo y error se hace una necesidad vital. Por poner un ejemplo: en uno de los escenarios de los que he jugado, tuve que atravesar varios portales, utilizar boosters de velocidad y, además, utilizar la gravedad a una velocidad loquísima para acabar dando un salto enorme que me dejase en la plataforma que me llevara al siguiente nivel. Dicho así es mucho simplificar, y cuando es en texto más aún, pero son intentos e intentos, uno tras otro, intentando unir las piezas (nunca mejor dicho) de todas las formas y maneras posibles. Un diez a la creatividad y al fomento del pensamiento y el desarrollo mental para buscar, siempre, la forma más imaginativa de solucionar un problema. Quitando y poniendo elementos, haciendo locuras que, a priori no tienen ningún sentido, para acabar haciendo otras aún más locas que estas y con menos sentido. Pero por alguna extraña razón me ha servido para ir avanzando, quizás sea porque, en el fondo, todos somos un poco GLaDOS.

Y es que cosas que deberían tener sentido, por que deberían tenerlo, es un juego de construcciones maldita sea, no tienen sentido alguno. Es una de las grandezas del juego sin duda. Es puro Portal, con lo muchísimo bueno que tiene el universo y lo poquísimo malo que tiene, si es que tiene algo. Si hay algo en el escenario, sospecha, porque estoy seguro que no está colocada al azar, está ahí porque, de una forma u otra, debemos utilizarlo. Ahora, el cómo y el por qué, sepa Dios… o GLaDOS.

Bridge Constructor: Portal es un juego sólido (como los puentes que debemos ir construyendo para avanzar), apoyado en un Universo que pide a gritos más presencia en el sector. Tiene un fantástico diseño de niveles marca de la casa, en serio, es genial, y tengo la sensación de estarme quedando corto con el adjetivo. El desafío es permanente, es sin duda un juego especial en ese sentido. No es difícil ni fácil, es otro nivel, pero es lo suficientemente equilibrado para que no caigamos en la frustración. Pero sobre todo es adictivo. Es quizá lo mejor que podría definir este Bridge Constructor: Portal. Bueno eso y GLaDOS por supuesto. Esa voz… Ay, esa voz…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies